La injusticia no es la última palabra

Su Santidad el Papa Francisco, al hablar sobre los misioneros, en la fiesta de San Francisco de Asís, ha hablado sobre la esperanza.

“Jesús quiere testigos: personas que propagan esperanza con su modo de acoger, de sonreír, de amar. Los mártires de todo tiempo, con su fidelidad a Cristo, narran que la injusticia no es la última palabra en la vida. En Cristo resucitado podemos continuar esperando”.

Foto: ecclesia.pt

“La tarea de los cristianos en este mundo es aquel de abrir espacios de salvación, como células de regeneración capaces de restituir linfa a lo que parecía perdido para siempre”.

“El cristiano no está triste y amargado, sino convencido, por la fuerza de la resurrección, que ningún mal es infinito … ningún odio es invencible por el amor.”.

Anuncios

Rezar por todos los gobernantes

En la capilla de Santa Marta, el Papa Francisco ha exhortado a los gobernantes a rezar y también a nosotros por ellos.

“Si no reza, se cierra en su propia auto-referencialidad o en la de su partido, en aquel círculo del que no puede salir; es un hombre cerrado en sí mismo. Pero cuando ve los verdaderos problemas, tiene esta conciencia de ‘subalternidad’, que hay otro que tiene más poder que él”.

Foto: ecclesia.pt

“Es necesario, por tanto, pedir a Dios la gracia de poder gobernar bien como Salomón que no pidió a Dios la riqueza sino la sabiduría para gobernar”.

“¿Rezo por todos los gobernantes? Y si ustedes encuentran, cuando hacen el examen de conciencia para confesarse, que no han rezado por los gobernantes, lleven esto a la confesión. Porque no rezar por los gobernantes es un pecado”.

Los horóscopos hacen que te hundas

El Papa Francisco, en su reciente audiencia , ha hablado sobre el interés que algunos tienen por los horóscopos y la consulta a los adivinos.

Foto: ecclesia.pt

“Cuando uno no se aferra a la palabra del Señor y, para tener más seguridad, se consulta el horóscopo o a los adivinos, comienzas a hundirte”.

“Esto quiere decir que la fe no es demasiado fuerte”.

Pueblo de pecadores

Durante la Audiencia General, el Papa Francisco nos animó a ser testigos del amor de Dios en medio de los hermanos y anunciadores de la misericordia que el Señor tiene para todos sin excepción.

Foto: ecclesia.pt

“Donde hay una persona que sufre, Jesús se hace cargo y ese sufrimiento se vuelve suyo, siempre abre los brazos de par en par a los pecadores, independientemente de que hayan transcurrido una vida llena de elecciones equivocadas”.

“Aunque la Iglesia es un pueblo de pecadores, en ella experimentamos la misericordia y el perdón de Dios”.

Cristianos de salón

Con motivo de la fiesta de San Pedro y San Pablo, el Papa Francisco habló sobre el martirio y la necesidad de probar con hechos que somos discípulos de Cristo.

Especialmente en el momento de la prueba, Dios nos tiende su mano, viene en nuestra ayuda y nos libra de las amenazas de los enemigos. Pero recordemos que nuestro verdadero enemigo es el pecado y el maligno, que nos empuja a ello”.

Foto: ecclesia.pt

Preguntémonos si somos cristianos de salón, de esos que comentan cómo van las cosas en la Iglesia y en el mundo, o si somos apóstoles en camino, que confiesan a Jesús con la vida porque lo llevan en el corazón. Quien confiesa a Jesús sabe que no ha de dar sólo opiniones, sino la vida”.

 

Topografía del espíritu cristiano

Cada uno de nosotros tiene su propia Galilea, donde Jesús se ha manifestado y hemos tenido esta alegría, este entusiasmo para seguirlo. Es necesario tener siempre la memoria del primer encuentro con Jesús y de los encuentros sucesivos”.

El segundo punto de referencia es la oración. Cuando Jesús asciende al Cielo no se separa de nosotros. Físicamente sí, pero está siempre unido para interceder por nosotros. Le hace ver al Padre las llagas, el precio que ha pagado por nosotros. Debemos pedir la gracia de contemplar el Cielo, la gracia de la oración, la relación con Jesús en la oración que en este momento nos escucha y está con nosotros”.

Foto: ecclesia.pt

Después hay un tercer punto: el mundo. Jesús dice a los discípulos: ‘Vayan al mundo y hagan discípulos’. Vayan: el lugar del cristiano es el mundo, para anunciarle la Palabra de Jesús, para decirle que hemos sido salvados”.

Porque yo tengo la memoria del encuentro con Jesús, tengo la certeza de que Jesús está en el Cielo en este momento e intercede por mí, está conmigo, y yo rezo y tengo el coraje de decir, de salir de mí y decir a los demás, y dar testimonio con mi vida, de que el Señor ha resucitado, está vivo. Memoria, oración, misión”.

Que el Señor nos dé la gracia de entender esta topografía de la vida cristiana e ir adelante con alegría, con esa alegría que nadie podrá quitarnos”.

Son Santos los que llevan adelante a la Iglesia

En la Celebración de la Memoria de los Testigos de la fe de los siglos XX y XXI en la Basílica de San Bartolomé, el Santo Padre dijo que la Iglesia es una Iglesia de mártires.

Y existen también tantos mártires escondidos, esos hombres y esas mujeres fieles a la fuerza humilde del amor, a la voz del Espíritu Santo, que en la vida de cada día buscan ayudar a los hermanos y de amar a Dios sin reservas”.

Foto: ecclesia.pt

Jesús nos ha elegido y nos ha rescatado, por un don gratuito de su amor. Con su muerte y resurrección nos ha rescatado del poder del mundo, del poder del diablo, del poder del príncipe de este mundo”.

Los mártires pueden ser pensados como héroes pero lo fundamental del mártir es que es uno que ha recibido una gracia. Existe la gracia de Dios, no el coraje, no valentía, ésto es lo que lo hace mártir”.