Cuando la conversión llega a los bolsillos, es segura

Su Santidad el Papa Francisco, al hilo del evangelio de Zaqueo, habló de la conversión y explicó que “convertirse no es un acto de voluntad ; no se piensa: ahora me convierto, me conviene…, o bien: debo hacerlo…. No, la conversión es una gracia, es una visita de Dios, es Jesús que llama a nuestra puerta, al corazón, y dice: «Ven»”.

Foto: EFE

Foto: EFE

Zaqueo era jefe de los publicanos y rico; un corrupto que trabajaba para los extranjeros, para los romanos, traicionaba a su patria. En lugar de servir al pueblo, lo explotan para servirse a sí mismos. No era tibio; no estaba muerto. Estaba en estado de putrefacción. Precisamente corrupto. Sin embargo, ante Cristo sintió algo dentro: a este hombre capaz de curar, a este profeta que dicen que habla tan bien, yo quisiera verlo”.

Y luego sucedió lo que sucedió: la Palabra de Dios entró en ese corazón y con la Palabra, la alegría. Inmediatamente el corazón cambió, se convirtió, y pronunció su palabra auténtica: «He aquí, Señor, yo doy la mitad de lo que poseo a los pobres, y si he robado a alguien restituyo cuatro veces más». Esta es una regla de oro. Cuando la conversión llega a los bolsillos, es segura”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s